Translate

11/5/15

Salsa carbonara light con champiñones y pimientos

La salsa carbonara es una de las más populares salsas para acompañar platos de pasta. Sabrosa, cremosa... y cargada de grasa por la nata que se utiliza tradicionalmente. La grasa de la nata y el queso sumado a los hidratos de carbono de la pasta suponen un aporte calórico del que no se debe abusar.
Te propongo algo sencillo, a la vez que variamos un poco el color con unos pimientos rojos, le vamos a bajar las grasas utilizando leche evaporada. 
Gran invento la leche evaporada. Permite realizar casi los mismos platos que la nata para cocina pero con un 50% menos de grasa. El sabor es ligeramente dulzón, pero cuando te acostumbras es una alegría ese contraste de sabores.
Esta salsa la puedes usar en platos de pasta de todo tipo, así que no te voy a limitar a unos macarrones. Si haces de más, la congelas en envases individuales y listo.

Ingredientes:
525 g de leche evaporada
150 g de champiñones frescos laminados
1 pimiento morrón
150 g de jamón ibérico en taquitos
1 cucharadita de orégano fresco picado
1 cucharadita de albahaca fresca picada
150 g de queso parmesano
Pimienta negra molida
Aceite de oliva virgen extra

Preparación:
Pon en una sartén amplia un poco de aceite para cubrir el fondo y calienta a fuego medio.
Limpia de semillas y trocea el pimiento en dados.
Saltea el pimiento y los champiñones hasta que tomen algo de color.
Salpimenta y añade la leche evaporada, el queso parmesano rallado o en trocitos, las hierbas y remueve.
Deja que cueza cinco minutos para que se cocine la leche y se funda el queso, sin dejar de remover por el fondo para evitar que se queme.
Aparta del fuego y salsea tus pastas con esta maravilla.
A la mesa bien caliente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Regístrate para publicar tus comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.