Translate

8/2/16

Galletas Campurrianas

Uno de los sabores que recuerdo con más cariño de mi infancia es el de las galletas campurrianas de Cuétara. Recuerdo que mi abuela las compraba mucho y cuando nos juntábamos los nietos Rodríguez nos sacaba la caja de campurrianas para el desayuno y nos poníamos morados.
Mojadas en leche fría son maravillosas. Pero, ¿cual es la historia de esta galleta tan rústica?
El nombre, claramente, hace referencia al gentilicio del sur de Cantabria, la comarca Campoo-Los Valles, aunque también se aplica a las gentes de Aguilar de Campoo, provincia de Palencia. Sea como fuere, es en esa zona de la Península Ibérica donde se cree que tiene su origen esta popular galleta.
Es potente en calorías y carbohidratos, lo que la hace un extraordinario producto para los desayunos o como tentempié a lo largo de la mañana, en esos momentos en los que te viene la "pájara" de la hipoglucemia.
No conviene hacer galletas demasiado grandes, precisamente por lo potentes que son, así que te recomiendo elaborar galletas más bien pequeñas, de dos o tres centímetros de diámetro, cuatro como mucho.
Verás que la elaboración es muy sencilla, pero prepárate a pringarte las manos, porque es lo que vas a usar como principal herramienta.

Ingredientes para unas 30 galletas:

250 g de harina
125 g de mantequilla
125 g de azúcar
1 huevo XL o 2 M
1 cucharadita de levadura blanca (química)
1 pizca de sal fina

Preparación:
Pon la mantequilla en un bol y amásala con las manos hasta conseguir un punto "pomada".
Mezcla con el azúcar y la sal.
Añade los huevos e incorpora el harina poco a poco, amasando con las manos.
Si enharinas tus manos se te pringarán menos, pero si, pringa mucho.
Cuando tengas una masa homogénea empieza a hacer bolitas de unos dos o tres centímetros de diámetro y colócalas en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear.
Deja una separación como el doble de tamaño de las bolas, porque, al llevar mantequilla y levadura, se aplastarán un poco y crecerán algo.
Precalienta el horno a 200ºC y mete la bandeja a media altura durante unos 14 minutos o hasta que veas que empiezan a dorarse por encima.
Saca la bandeja de campurrianas y deja que se enfríen a temperatura ambiente sin tapar.

2 comentarios:

  1. Hola Santi guapetón, menudas galletas te has marcado, yo las hago igual solo que le añado 50g de coco rallado, pruebalo y veras que placer, jejjeje y TIENES TOOOODA LA RAZON, HACERLAS PEQUEÑAS PORQUE TIENEN UN PELIGRO, JEJEJEJEJEJJE. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. No me hace mucha gracia el coco, pero las haré para que las prueben los demás. Gracias.

    ResponderEliminar

Regístrate para publicar tus comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.