Translate

18/12/11

Tartaletas de huevos de codorniz con gelatina de vinagreta

Los huevos de codorniz no tienen por qué dar miedo, no muerden. Seguramente los ves cada vez que vas a comprar a "súper" y piensas "esto tiene que ser muy delicado". En principio tienes razón, es delicado de manejar y de paladear, pero no te preocupes, no se te van a romper en la mano.
Las preparaciones básicas son las mismas que para el huevo de gallina: cocido, frito o en tortilla. Freírlo no es tan fácil, ya que cascar estos huevos si es delicado, por tanto, mantenerlo sin reventar la yema es difícil. La tortilla no tiene problemas. Puedes batir los huevos de uno en uno y preparar pequeñas tortillas francesas de huevos de codorniz y colocarlas sobre unas tostas crujientes. El huevo cocido, también es sencillo, la cocción está en su punto a los 4-5 minutos, no más. Queda jugoso pero entero y con un paladar delicadísimo. La forma más sencilla de servirlo es cortado en dos mitades sobre unas minitostas con paté o crema o salsa densa de algo. Siempre resulta exquisito.
Hoy os propongo rizar el rizo, ya que estos huevos tan pequeños nos permiten crear entrantes y entremeses muy decorativos y deliciosos.


Ingredientes:

12 huevos de codorniz
24 tartaletas de masa quebrada
Aceite de oliva virgen extra
Vinagre de manzana (podemos sustituirlo por zumo de limón)
1 sobre de gelatina neutra
1/2 cucharadita de hojas de eneldo
1 pizca de pimienta negra molida
1 tomate rallado o triturado
1 pizca de sal (opcional)
1 vaso de agua.

Preparación:

Como herramientas vamos a necesitar una jeringuilla o cuentagotas, una cucharilla o cacillo de salsear, una cazuelita, un vaso, un batidor de varillas pequeño, un rallador mandolina, un colador grueso.

Primero cuece los huevos durante 4-5 minutos. Deja que se enfríen en agua fresca, pélalos, corta en mitades y coloca cada mitad en una tartaleta.
Prepara la vinagreta: ralla el tomate con la mandolina y cuélalo para eliminar las pipas. Mezcla con la misma cantidad de vinagre o zumo de limón, sazona con eneldo, pimienta y sal. Reserva esta vinagreta. ¿con limón sería "limoneta"? :P
Prepara la gelatina:
A pesar de lo que digan las instrucciones de la gelatina, usaremos la mitad de agua, por tanto, en un cazo pon medio vaso de agua y la llévalo a ebullición. Agrega la gelatina y remueve hasta su completa disolución. Espera a que vuelva a cocer, aparta del fuego y vierte la vinagreta y el resto del agua. Remueve bien. Con una cucharita o un cacillo de salsear, rellena las tartaletas alrededor del medio huevo. Con una jeringuilla o cuentagotas, deja caer unas gotas de aceite sobre dada huevo y mete todo en el frigorífico para que solidifique la gelatina (al menos 4 horas).
Sácalas del frigorífico un rato antes de servir para que atemperen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Regístrate para publicar tus comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.