Translate

18/1/12

Lasaña Boloñesa

"Toca la L" me dijo Ana. Eso fue la semana pasada, cuando tuve la oportunidad de compartir un gratísimo rato con la gente de El Sol Sale por el Oeste, de Canal Extremadura Radio. Estuvimos cocinando con la letra K, con Carolina Sciolla. Hoy toca la letra L y yo, que tomo inspiración con este espacio radiofónico, me he remangado y me he puesto a preparar la primera lasaña  que hago en mis más de 30 años en la cocina.

Mi prima Kinga me descubrió una pasta para lasaña, relativamente nueva, que no hace falta cocerla, lo cual garantiza que queda "al dente". Una maravilla. He visto muchas veces a amigos y amigas tirar la toalla con la lasaña porque quedaba la pasta demasiado cocida y no había forma de montarla; esa circunstancia es lo que no me animaba a ponerme con ello.

Entre que los niños me piden que les haga lasaña y que "toca la L" me compre el paquete de lasaña precocida en el supermercado y me puse manos a la obra.

Ponte con ello sólo si dispones de un par de horas, porque, una lasaña hecha al modo tradicional, lleva su tiempo.

INGREDIENTES (para 4 a 6 personas)

1 paquete de lasaña precocida Gallo o similar.
queso en polvo para pasta
queso rallado para fundir (Lo suyo es usar parmesano pero a mi me gusta un 4 quesos)

Para la BOLOÑESA
500 g de carne picada de ternera
2 zanahorias (1 si es grande)
1 cebolla
Aceite de Oliva Virgen Extra
2 dl de vino tinto
2 dl de caldo de carne
Sal gorda
Pimienta negra molida
Orégano
Tomillo
1 hoja de laurel
1 lata pequeña de tomate triturado Apis (que ya volvemos a producir en Extremadura los tomates de las Vegas del Guadiana)

Para la BECHAMEL
40 gr de mantequilla aunque yo prefiero sustituirla por aceite de oliva que es más sano.
50 gr de harina de maíz
750 cc de leche entera
1 cucharadita de sal gorda
1 pizca de pimienta blanca
1 pizca de nuez moscada (suprimir esto si es para niños)

HERRAMIENTAS
Vas a necesitar:
una cuchara de madera
un batidor de varillas mediano o pequeño
una lengua pastelera (la de la boca no vale) es como una espátula de silicona
una fuente de horno donde montar la lasaña
una sarten grande o una braseadora
cuchillo cebollero
espátula de servir o paleta de tartas

PREPARACIÓN

Pica la cebolla en brunoise y la zanahoria en juliana. En una sartén grande donde te pueda caber todo, pon aceite suficiente para cubrir el fondo. Calienta a fuego medio-fuerte y sofríe la cebolla y la zanahoria. Cuando la cebolla esté pochada, añade la carne, con cuidado, desmenuzándola y removiendo para que quede suelta. Si no lo haces tendrás una hamburguesa. Cuando la carne tome algo de color vierte el vino y mezcla, removiendo bien, para que se evapore todo el alcohol. ¡Ojo! no respires encima de la sartén o tendrás una borrachera curiosa. Con un par de minutos será suficiente. Entonces agrega el caldo, el tomate, condimenta con el laurel, pimienta, orégano y tomillo. Llévalo a ebullición y deja que cueza a fuego lento para que reduzca. Esto te llevará alrededor de 40 minutos, puede ser menos o más. Se trata de que te quede una salsa muy espesa, para que no se desparrame de la lasaña. Remueve de vez en cuando para que no se pegue o se queme. Al reducir los líquidos se concentran los sabores, por tanto será al final cuando añadas la sal. Prueba primero por si no le hiciera falta.

Pon las placas de pasta en agua tibia mientras preparas la Bechamel.... Si, ya, la venden hecha, pero si te pones así, también venden hecha la lasaña y todo esto sobra.

En una cazuela (para esta cantidad una de 20cm es suficiente) pon la mantequilla y fúndela a fuego medio. cuando esté fundida añade la harina, removiendo con el batidor de varillas, durante unos segundos. Ve agregando poco a poco y sin parar de remover, leche caliente, esperando a cada poco a que se incorpore a la bechamel, esto es que se espese homogéneamente. Sigue añadiendo leche hasta completar la cantidad.
Retira del fuego y sazona con sal, pimienta blanca y nuez moscada, removiendo bien para que se sazone todo.
Saca del agua las placas de lasaña y escurrelas.
Precalienta el horno a 200ºC. En una fuente refractaria, de vidrio o barro, que nos de el tamaño adecuado, vamos a montar la lasaña.
Engrasa con un poco de mantequilla o aceite las paredes de la fuente.
Monta la lasaña en este orden:
pasta, carne, pasta, bechamel, así hasta que acabes con la pasta, siendo la última una capa de bechamel.
Para extender las salsas utiliza la lengua pastelera.
Cubre la última capa con queso de fundir y este con queso en polvo.
Mete tu lasaña en el horno durante 15-20 minutos a media altura, luego cambia el selector a gratinador a potencia máxima y sube la bandeja del horno al nivel más alto y gratina durante 5 minutos para que quede dorada y crujiente.

Para cortar las porciones utiliza un cuchillo cocinero (el grande) bien afilado y una espátula para servir. Sírvela muy caliente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Regístrate para publicar tus comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.