Translate

28/8/12

Hamburguesa de buey

Seguramente a la hamburguesa le pasa como a los bollos suizos o a la ensaladilla rusa, que nada tiene que ver su nombre con la ciudad o país a que aluden. Esta forma de preparar la carne se remonta al siglo XIX y son muchos los "novios" que le salen a su autoría.
Una hamburguesa o burger es una amalgama de carne picada entre dos piezas de pan.
Por costumbre llamamos hamburguesa a cualquier carne picada amasada y hecha a la plancha o barbacoa.
Hacer una hamburguesa casera no solo es sano, es fácil y más económico que comprarlas hechas.
Elegir el tipo y calidad de la carne y los aderezos que quieras ponerle es una gran libertad y satisfacción. Vamos al lío.
Te propongo una hamburguesa que, si la sirves en plato, te valdrá para esas dietas que te proponen comer un gran filete a la plancha, sin sal... sabe a carne lavada. Vamos a darle sabor.
En la carnicería te picarán la carne que pidas, mejor que comprar carne picada en supermercados, ya que nunca sabrás qué parte y qué calidad estás comprando.

Ingredientes para 6 personas:

1 kg de carne de buey o ternera si no la encuentras de buey. Que te la piquen en la carnicería, di que es para hamburguesas, pero no la compres ya picada.
2 dientes de ajo morado
1/2 cebolla o una cebolleta
1 puñado de perejil fresco
1 cucharadita de pimentón de La Vera
Pimienta negra molida
Sal, opcional.

Preparación:

Ralla la cebolla con la mandolina, con los agujeros gruesos. Pica finamente el perejil. Ralla el ajo con los agujeros finos de la mandolina o con la pinza de picar ajos. A falta de mandolina o pinza picadora, usa el cuchillo y pica muy fino todo.
Pon la carne en un bol amplio. Incorpora todos los ingredientes mezclando con las manos. Salpimenta y mezcla. Cuando esté bien amalgamado, toma porciones de carne de unos 150-200 gramos y dale la forma adecuada con las manos. Repite la operación con toda la mezcla. Calienta la plancha hasta que veas humo. Pon un poquito de aceite para engrasarla si no es antiadherente, si lo es, no necesitas aceite.
Coloca las hamburguesas sobre la plancha. Cuando notes que va cambiando de color, voltéalas. Ve volteando cada dos o tres minutos hasta que deje de verse rosada la carne por los bordes.
Sirve en plato, sola o acompañada de aros de cebolla, lechuga, tomates, con salsas, en panecillos.
Por si sola es un plato ideal para dieta disociada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Regístrate para publicar tus comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.