Translate

10/9/12

Baño María

Te habrás preguntado más de una vez ¿quien sería esa tal María?
Bien, pues aquí te voy a explicar quién era María y qué es el Baño María.
La invención del baño María se atribuye a María la Judía, una de las principales figuras de la alquimia en el siglo III. Se dice que María estableció el método del baño en agua para imitar las condiciones de la naturaleza y calentar lentamente mezclas de varias sustancias. Inventó el llamado Kerostasis, un vaso cerrado en el cual unas finas hojas de cobre son expuestas a la acción de vapores. Por ella también suele llamarse baño de María la Judía.

El concepto de baño María implica el calentamiento indirecto, por convección térmica del medio agua. Esto dicho así te puede sonar a chino.
   
Para calentar al baño María hay que introducir un recipiente pequeño dentro de otro más grande lleno de agua y llevarlo al fuego. De este modo, lo que se calienta en primer lugar es el agua contenida en el recipiente de mayor tamaño y ésta es la que poco a poco va calentando el contenido del recipiente menor, de un modo suave y constante. Es Indispensable que en todo tiempo el recipiente interior (lógicamente más pequeño), haga contacto con el agua; de otra forma no se producirá la transmisión de calor. También es importante que el agua no llegue a entrar en lo que tengas dentro del recipiente interior.

Utilizando diferentes líquidos (aceites, soluciones salinas, etcétera) en el recipiente inferior obtendremos diferentes temperaturas de trabajo. Cuando se usa agua, la máxima temperatura del producto del recipiente superior no excederá los 100 °C (punto de ebullición del agua al nivel del mar). Como no vas a estar con el termómetro, tienes que ver que sale vapor, pero que no llega a cocer.
A través del baño María se pueden elaborar postres como flan, pudin o paté, es un método ideal para calentar elaboraciones delicadas, como fundir chocolate sin que se queme y es el proceso que se usa para hacer conservas.

Puedes cocer al baño María sobre el fuego o calor de tu cocina o en el horno y para obtener buenos resultados debes tener en cuenta algunos puntos, como no llenar demasiado el recipiente de agua ya que si empieza a hervir podría salpicar y estropear lo que estés preparando. Siempre es mejor añadir agua caliente en el caso de que hiciera falta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Regístrate para publicar tus comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.