Translate

14/11/12

Colas de rape con setas

El rape es un pescado feo de narices, pero una vez que le quitas esa cara,que tiene más boca que cuerpo, te quedas con una carne deliciosa y sin espinas. No es que sea un pescado barato, tiene un precio de unos dos euros por cola.

En esta ocasión te propongo preparar un rape con setas, que, bien presentado, te servirá para una ocasión especial con un presupuesto medio.

Ingredientes para 4 personas:

4 colas de rape
1 vaso de vino blanco
400 gramos de setas de cultivo (pleurotus ostreatus) Si tienes setas de campo, mejor que mejor, unos boletus edulis irían fabulosos, pero el presupuesto se dispara si las tienes que comprar.
1 o 2 cebolletas, según sea el tamaño.
3 tomates en dados
1 tostada en picatostes
Pimienta negra molida
Perejil fresco picado
Aceite de oliva virgen extra
Sal gorda

Preparación:
Precalienta el horno a 220ºC.
Lava las setas quitándo la tierra que puedan tener. Si son muy grandes, córtalas en trozos. Lava el rape y sécalo con papel absorbente. Corta en porciones las colas de rape. Pala y corta las cebolletas reservando los tallos para hacer el adorno. Corta las cebolletas en mirepoix
En una sartén, calienta dos o tres cucharadas de aceite y rehoga las cebolletas a fuego suave hasta que estén pochadas (transparentes). Incorpora las setas, sal y pimienta al gusto y el vino. Deja que evapore un minuto el alcohol y tapa la sartén. Sigue cociendo a fuego suave durante 20 minutos, más o menos.
Mientras se hacen las setas, unta el pescado con aceite, corta los tomates en dados, y colócalo (el rape y el tomate) en la bandeja del horno. Hornea a media altura durante 10 minutos. El pescado se hace enseguida. 
Para emplatar, coloca de 3 a 5 porciones de pescado por cada plato, según sea el tamaño de las porciones, unos pocos tomates y unas setas. Riega con la salsa que han dejado las setas en la sartén. Adorna con unos picatostes y un crujiente de cebolleta que se hace así:
Pon una sartén al calentar a fuego fuerte.
Corta en juliana los tallos de la cebolleta y echa, de pocos en pocos, en la sartén, salteando para que no se quemen, pero que se doren bien. Coloca un poco de crujiente de cebolleta sobre el plato justo antes de servir y una lluvia de perejil fresco picado.


Para la fiambrera:
Este plato sirve para congelar y llevar en la fiambrera. Para ello te recomiendo que deshueses el pescado después de hecho y que no incluyas los picatostes y el crujiente de cebolleta, que, como es lógico, no se mantendrá crujiente. Pon en la fiambrera unos trozos de pescado, unas setas y unos dados de tomate, bastante salsa y congela. Así, cuando descongeles y calientes, estará jugoso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Regístrate para publicar tus comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.