Translate

8/2/13

Flambear

Flambear

El flambeado (del francés flamber, ‘hacer llamas’) es una forma de cocinar con alcohol (etanol) de forma que se logren dos efectos: hacer más crujiente la superficie del alimento, o introducir un efecto espectacular en la presentación de un plato a los comensales. 
En el siglo XIX se descubrió el flambeado en la ciudad de Montecarlo cuando en el año 1895 Henri Carpentier, un camarero, prendió fuego a la sartén de crepes que preparaba para el que sería Eduardo VII del Reino Unido, descubriendo de esta forma que quemar una salsa afecta a su sabor de forma imprevista.
sic.: wikipedia.org

Como te decía, el flambeado se hace para añadir sabor a un plato, se suele hacer en el momento de servirlo al comensal, pero hay ocasiones en que este flambeado se hace durante el proceso de elaboración del plato por que entraña otros objetivos aromáticos o porque el plato va en salsa y se diluiría el alcohol sin arder.

Flambear entraña sus riesgos, al fin y al cabo estamos utilizando alcohol de cierta graduación y el fuego no se controla todo lo bien que quisiéramos. 
Voy a intentar explicarte la forma correcta y segura de flambear, por supuesto, en esto como en todo, cada maestrillo tiene su librillo.
Vierte el alcohol sobre el elemento a flambear, vuelca ligeramente el recipiente para que se acumule el alcohol en un borde y prende fuego. Luego deja otra vez en horizontal el recipiente moviendo ligeramente para que se extienda el fuego por toda la superficie y deja que se consuma el alcohol. Si lo intentas directamente sin volcar, estás aplicando el fuego en una superficie muy amplia y delagada que arderá con rapidez, pudiendo quemarte las manos. Haciéndolo así no corres tanto riesgo porque la deflagración será más lenta en el inicio
Es muy importante que el alcohol no esté frío  pues le costará arder y no se consumirá, estropeando el plato.
Esta es una forma segura de flambear, aunque también hay que tener en cuenta la campana extractora de humos, acuérdate de apagarla, ya que puede hacer que la grasa que se encuentra en el interior de la misma se incendie. Incluso que levante las llamas y te quemes la cara.
Para prender el fuego te recomiendo que te hagas,por lo menos, con un encendedor de cocina o , mejor, con un soplete de cocina, que te servirá para más utilidades. Nunca, jamás, uses cerillas (fósforos) y no es nada recomendable usar un encendedor de cigarrillos, es demasiado corto.


2 comentarios:

  1. hola Santi, te he conocido a través de tu madre, que nos ha recomendado tu blog desde el grupo de Facebook Buen apetito. espero seguir viendo tus publicaciones y te invito a que visites mi blog. un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Bienvenida y buena cocina. Espero que sigáis disfrutando de mis recetas. Ahora mismo le hecho un vistazo a tu blog.

    ResponderEliminar

Regístrate para publicar tus comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.