Translate

17/4/13

Milhojas de tortilla de pimientos

Esta es una receta de esas que sorprenden y que puedes "improvisar" y quedar como una estrella de la cocina. Solo necesitas un poquito de arte y pulso. Es muy sencilla y de muy bajo presupuesto.
Imagina que tienes invitados y es festivo, no has comprado nada y tienes nada más que cositas para diario, final de mes, la despensa bastante pelada... en fin. Es la hora de sorprender. Tenemos huevos, que casi siempre hay ¿no?, unos pimientos asados, aunque sean de lata, también puede haber, las latas siempre son un recurso de "fondo de armario", eso no caduca y es socorrido.
- "Bien pues una tortilla de pimientos y hemos comido"
¿Y si...? Riza el rizo. Saca el arte que tienes dentro y dale una vuelta de tuerca a esa tortilla...
Vas a necesitar un aro de emplatar de unos 5 o 6 cm. A mi me gusta como queda cuadrado, pero eso va en gustos. Los hay redondos, triangulares, cuadrados... y de diversos tamaños.
Con ese tamaño te saldrá un pintxo sustancioso, o un buen entrante. Con uno más grande podrás servir un segundo muy interesante.
También te hará falta una espátula para tortitas o crêpes, o espátulas de madera o silicona, para voltear las tortillas.
Yo te voy a dar la receta para un entrante usando pimientos frescos asados en casa, en verde y rojo. Aparte del colorido, aportan diferentes sabores.

Ingredientes para 4 personas:
6 huevos
2 pimientos rojos asados
2 pimientos verdes asados
Sal
Aceite de oliva virgen extra D.O. Gata-Hurdes

Preparación:
Pon a calentar una sartén de unos 20 cm con unas gotitas de aceite untado con el papel de cocina. La finalidad es que no se pegue el huevo. El fuego no debes ponerlo a tope, uno o dos puntos por debajo del máximo estará bien.
Bate un huevo con una pizca de sal como para hacer una tortilla francesa. Cuando la sartén esté bien caliente , vierte el huevo en ella moviéndola para que se extienda por toda la superficie como si fuera una crêpe.
Cuando veas que está cuajada por encima, utiliza la espátula para tortitas para separar ligeramente los bordes de la oblea de huevo y con delicadeza sácala de la sartén a un plato. Repite la operación con los demás huevos. Debes obtener seis obleas finas.
Una vez frías las tortitas de huevo, corta porciones con el aro de emplatar. Apura lo más posible para que aproveches el máximo de huevo. Con lo que te sobre te puedes preparar un bocata o usarlo para un arroz tres delicias con tortilla.
Pela y quita las pepitas y partes blancas de los pimientos. Puedes cortarlos en tiras de la medida del aro de emplatar que se aprovecha más pimiento que si cortas cuadrados.
Es importante que los pimientos estén bien escurridos, para que no chorree el resultado.
Es el momento de montar el plato.
Coloca una porción de tortilla en el plato, encima unas tiras de pimiento rojo, otra porción de tortilla, pimiento verde, tortilla, pimiento rojo y, así hasta acabar con las porciones de cada oblea. Debe terminar con una porción de tortilla.
Ensarta la milhojas con un palillo largo, recorta los sobrantes de pimiento si sobresale algo.
Repite la operación con cada oblea.
Sirve a temperatura ambiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Regístrate para publicar tus comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.