Translate

24/11/14

Guiso de mollejas de pollo con patatas

Llevo dándole vueltas a la primera receta de mollejas de pollo que iba a ofrecerte. 
La primera idea era prepararlas "como siempre", como las hemos comido toda la vida en casa, encebolladas con vino, pero he preferido hacer algo más completo. 
Este plato puedes ofrecerlo como plato único, de cuchara, incluso, aunque yo lo presento con cuchara y tenedor.
Es muy económico como casi toda la casquería, pero muy nutritivo.
Si no tienes un olla rápida, te va a llevar bastante tiempo, ya que en cazuela, las mollejas deben cocer, al menos, hora y media. Aparte de eso, el tiempo que te lleve preparar el guiso, que pueden ser otros 20 minutos. En la olla rápida, la cocción se reduce a 40 minutos.
Limpiar las mollejas también lleva su tiempo. Te recomiendo que las dejes limpias del día anterior. Incluso, si las dejas cocidas, puedes congelarlas y usarlas cuando llegue el momento. Si haces esto, reserva el caldo de cocerlas.

Ingredientes para 4 personas:

1 kg de mollejas de pollo
3 hojas de laurel
2 patatas grandes (400 gramos más o menos)
1 pimiento rojo
1 cebolleta
2 dientes de ajo de Aceuchal
Aceite de oliva virgen extra
Sal gorda
2 cucharadas de pimenton dulce de La Vera
2 tomates de pera
Agua
1 botellín de cerveza tipo Amstel


Preparación:

Limpia las mollejas completamente y trocearlas. Últimamente, sobre todo cuando las compras congeladas, ya vienen bastante limpias, pero conviene repasarlas.
Pon las mollejas en una olla rápida con tres hojas de laurel y cubre de agua. 
Cuece durante 40 minutos desde que tenga presión. En una cazuela será hora y media.
Escurre y reserva un vaso de ese caldo.
Corta la cebolla y el pimiento en Juliana y el ajo en láminas.
Corta las patatas en dados de unos dos cm y el tomate en mirepoix
En una rustidera, que es esa cazuela baja y amplia, pon un poco de aceite para cubrir el fondo.
Calienta a fuego medio y pocha la cebolla, añade el ajo y el pimiento.
Saltea hasta que el pimiento esté ligeramente dorado.
Añade las patatas y el tomate.
Saltea un minuto y añade las mollejas escurridas.
Remueve, sazona con sal y pimentón. Añade una cucharadita de azúcar para suavizar la acidez.
Añade la cerveza y deja que cueza un minuto para que evapore el alcohol.
Agrega un vaso de caldo de cocer las mollejas.
Remueve con suavidad para que no se destrocen las patatas.
Cuece a fuego suave hasta que las patatas estén tiernas. Esto es un poco impreciso porque dependerá de la calidad y variedad de las patatas, pero serán unos 10 minutos más o menos. Prueba pinchando una con un tenedor. Si se parte con facilidad, es que ya están a punto.
El almidón y la fécula hacen que el caldo espese ligeramente, pero puedes dejar que cueza un poco más para que reduzca.


1 comentario:

Regístrate para publicar tus comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.