Translate

11/2/15

Alitas de pollo con miel y limón

Te puede parecer que no es posible, pero existen cientos de formas de preparar las modestas y suculentas alitas de pollo. Aunque son un alimento con mala fama, también tienen sus beneficios:
Las alitas de pollo son un alimento rico en vitamina B6 ya que 100 g. de esta carne contienen 4 mg. de vitamina B6.

Las alitas de pollo se encuentran entre los alimentos bajos en azúcar ya que este alimento no contiene azúcar.

Entre las propiedades nutricionales de las alitas de pollo cabe destacar que tiene los siguientes nutrientes: 0,95 mg. de hierro, 18,33 g. de proteínas, 12 mg. de calcio, 0 g. de fibra, 156 mg. de potasio, 6,90 mg. de yodo, 1,33 mg. de zinc, 0 g. de carbohidratos, 18 mg. de magnesio, 73 mg. de sodio, 44 ug. de vitamina A, 0,05 mg. de vitamina B1, 0,09 mg. de vitamina B2, 9,18 mg. de vitamina B3, 0,77 ug. de vitamina B5, 0 ug. de vitamina B7, 4 ug. de vitamina B9, 0,32 ug. de vitamina B12, 0,70 mg. de vitamina C, 0,10 ug. de vitamina D, 0,30 mg. de vitamina E, 1 ug. de vitamina K, 132 mg. de fósforo, 217 kcal. de calorías, 77 mg. de colesterol, 15,97 g. de grasa y 0 mg. de purinas.


En esta ocasión, te explicaré una sencilla forma de preparar unas riquísimas alitas de pollo, tiernas, jugosas y sabrosas, con la ayuda de, tan sólo, tres ingredientes más.

Ingredientes:
1 kg de alitas de pollo limpias y sin las puntas. (yo las guardo para un caldo)
50 dl de zumo de limón (aproximadamente)
3 cucharaditas colmadas de miel

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 200ºC con la bandeja en la zona media-baja y calor arriba y abajo.
  2. Corta las alitas separando las dos falanges por la articulación, con ayuda del cuchillo cebollero bien afilado.
  3. Distribuye las alitas en una fuente de horno o en la bandeja del mismo.
  4. Hornea durante 10 minutos.
  5. Mientras, mezcla el zumo de limón con la miel. Si lo calientas ligeramente en el microondas, lo mezclarás mejor. Añade una cucharadita de sal y remueve bien.
  6. Pasados los 10 minutos, voltea las alitas y úntalas con la salsa, ayudándote de la brocha de silicona.
  7. Hornea otros 10 minutos y voltea, repitiendo la operación con el resto de la salsa.
  8. Sigue horneando durante 30 minutos más, volteando y untando con la salsa de la fuente. Verás que hay partes de la salsa que se quedan un poco pegadas. Remuévelas y desglasa para untar con eso las alitas.
  9. Repite esa operación cada 10 minutos hasta completar el tiempo de horneado.
  10. Sírvelas calientes y salsea con la salsa que quede en la fuente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Regístrate para publicar tus comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.