Translate

23/2/15

Alubias negras con pollo

Las legumbres, no me cansaré de decirlo, son un alimento que debería volver a las mesas de los restaurantes. Se pueden utilizar de variadas maneras y dar una presencia original a ciertos platos. 
En este caso te explicaré una receta con alubias negras. Ahora que es más fácil encontrarlas en los supermercados y algunas tiendas especializadas, lo que hace falta son ideas para cocinarlas. 
"una alubia es una alubia,  ¿por qué es más cara?" Bueno, por varias razones: oferta/demanda, grado de producción, pero también influye la calidad y las propiedades del alimento.

Beneficios de las alubias negras*

Las alubias negras se diferencian de las denominadas como alubias verdes en que las primeras presentan una forma ovalada y un color negro brillante, convirtiéndose así en un tipo de legumbre bastante característica.

Son especialmente ricas en fibra, lo cual resulta ideal no solo a la hora de prevenir el estreñimiento, sino que también ayuda a la hora de rebajar los niveles de colesterol alto.

Son ricas también en unos compuestos antioxidantes que reciben el nombre de antocianinas, unos flavonoides capaces no solo de prevenir coágulos, sino también el cáncer.

Destaca igualmente su alto contenido en folato, así como en minerales (especialmente en potasio, magnesio y calcio) y vitaminas (sobretodo vitamina B1).


Ingredientes para 6 personas


500 g. alubias negras
1 cebolleta
4 dientes de ajo
1 cucharada de perejil picado
1 zanahoria grande
1 cucharada de tomillo
2 hojas de laurel
Sal gorda
Aceite de oliva virgen extra
1 trozo de hueso de jamón o tocino de jamón (ibérico de bellota D.O. Dehesa de Extremadura)
6 muslitos de pollo o 6 alitas.
1 vaso de vino blanco
Harina
1 vaso de caldo de pollo

Preparación

Pon las alubias en remojo de víspera.
En la olla rápida pon un chorro de aceite.
Pela las zanahorias y dos dientes de ajo, pica la cebolleta en brunoise y añade todo a la olla, junto con las hierbas, el laurel y el hueso de jamón.
Calienta y saltea ligeramente.
Añade las alubias con su agua y termina de cubrir con agua suficiente.
Cierra la olla y espera a tener vapor, luego baja el fuego al mínimo y deja que cueza 20 minutos.

Prepara el pollo
Realiza unos cortes en la carne del pollo y sálalo ligeramente. Enharina los muslos. 
Calienta 1 dl de aceite de oliva en una sartén pequeña y frie dos dientes de ajo rotos.
Cuando estén dorados los ajos, retíralos del aceite y fría el pollo hasta que esté ligeramente dorado por los dos lados (esto será dos o tres minutos por lado), riégalo con el vino y deja que cueza un par de minutos para que evapore el alcohol.
Incorpora el caldo y deja que reduzca cociendo a fuego medio hasta tener una salsa espesa. 
Mientras cuece, voltea los muslos de vez en cuando para que se hagan por igual.

Emplata poniendo algunas alubias escurridas y el pollo encima. Salsea con la salsa del pollo y adorna con tiras de la zanahoria cocida. Resulta curioso el contraste del naranja sobre el negro, por eso no te he dicho que piques la zanahoria sino que sólo la peles. Es ahora cuando tienes que sacarla del guiso y cortarla en tiras. Estará negra por fuera y naranja por dentro.




*http://www.natursan.net/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Regístrate para publicar tus comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.