Translate

7/9/15

Cabeza de Solomillo al Vodka

Vodka, whisky, ron, cognac... cualquier bebida espirituosa te puede servir para aromatizar un guiso de carne o pescado. En este caso un Vodka de buena graduación para que puedas flambear será lo elegido. El aroma del Vodka es suave, si deseas algo más de sabor puedes elegir algún Vodka aromatizado o algún otro licor o aguardiente. La carne elegida es la cabeza de solomillo de ternera, una carne jugosa, sin tendones y muy tierna. Puedes sustituirla por otras piezas de carne, pero el resultado no será el mismo.

Ingredientes para 6 personas:
1,5 Kg de Cabeza de solomillo de ternera en una pieza
10 granos de pimienta negra 
5 dientes de ajo de Aceuchal
1 cucharada de orégano seco
1 copa generosa de Vodka
1 cebolla tipo valenciana
6 patatas pequeñas para asar
Aceite de oliva virgen extra D.O. Monterrubio
Sal (opcional, yo no le pongo)
1 vaso de agua o caldo de carne

Preparación:
Pon aceite en el fondo de una sartén amplia en la que quepa la pieza de carne. Calienta fuerte.
Cuando el aceite esté caliente fríe los ajos rotos... a ver, rotos es que les des un golpe con la palma de la mano en lugar de cortarlos, con piel. Cuando estén dorados, retíralos, habrán dejado todo el aroma en el aceite. Procura que no se te quemen o quedará un sabor a quemado en todo el guiso.
En ese aceite, sin dejar que se enfríe, sella la carne. En alguna ocasión te lo he explicado, pero sellar no es ponerle un sello de correos, es dorar un poco la carne por el exterior sin dejar que se cocina por dentro. Eso puede ser un minuto por cada lado o menos. Retira la sartén del fuego.
Si te gusta que quede casi cruda por dentro pero que el exterior esté tostadito, congela la pieza de carne antes del proceso y sácala del congelador media hora antes de comenzar a cocinar. De esa forma la superficie estará descongelada pero el resto terminará de descongelarse en el horno.
En un mortero macha la pimienta, el orégano, los ajos dorados, sin piel y la sal si le vas a poner.
Unta la pieza de carne con este majado.
Pica la cebolla en Juliana, pela las patatitas y coloca esto en una fuente de asar donde quepa bien la pieza de carne.
Precalienta el horno a 160ºC
Pon el aceite de sellar la carne en la fuente de horno y la carne sobre la cebolla.
Vierte el Vodka sobre la carne y flambea hasta que se consuma el alcohol.
Introduce todo en el horno, a media altura, durante 2 horas. 
Pasada una hora, añade medio vaso de agua caliente o caldo de carne y voltea el solomillo y las patatas para que se hagan por los dos lados igual.
Hornea la hora restante.
Para saber si está hecha la carne, pincha hasta abajo con una brocheta o aguja de punto; si sale sangre o juguito sanguinolento, deja que hornee más tiempo, comprobando de 15 en 15 minutos.
Cuando la carne esté lista, apaga el horno, pasa la carne a la tabla de cortar y filetea en medallones de unos dos cm de grueso. Una ración normal pueden ser dos medallones por plato. Acompaña de la patatita y algo de salsa.
Si te ha salido bien, el corte será una carne tostada y crujiente por el exterior y rosadita por dentro, pero sin sangre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Regístrate para publicar tus comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.