Translate

4/11/15

Arroz con leche brulée

Aquí tienes una de las muchas recetas de arroz con leche que podríamos llamar tradicionales. Mi abuela materna la terminaba igual, aunque el toque de anís no se lo daba. En aquella época se usaba el atizador de la cocina de carbón para quemar el azúcar; en otros lugares se usaba la badila del brasero. Hoy todavía se usan hierros candentes aunque especialmente fabricados para esto. Yo prefiero usar el soplete de cocina, me resulta más limpio.
El acabado de azúcar quemada le da un crujiente interesante a este cremoso postre. Puedes emplatarlo por raciones o todo en una fuente para que cada uno vaya sirviéndose.


Ingredientes para 10-12 raciones:

2 litros de leche
2 ramas de canela
300 g de arroz de grano redondo.
200 g de azúcar blanca
50 cl de anís dulce
Corteza de 1 limón
50 g de azúcar moreno
Canela en polvo.

Preparación:

En una cazuela pon a calentar la leche, no le quites ojo de encima. Cuando empiece a cocer, añade la canela y el limón.
Baja un poco el fuego y controla la cocción para que no se "suba" la leche.
Cuece durante 10 minutos para infusionar los aromas.
Extrae la canela y la corteza de limón.
Añade el arroz y el anís y remueve de vez en cuando mientras cuece.
La cocción del arroz puede durar unos 20 minutos. Pasados 15 de esos minutos, comprueba si está cocido probando la dureza del grano con ayuda de una cuchara.
Si no está hecho deja que cueza un poco más. Si ya está, añade el azúcar blanca y remueve para que se disuelva bien y se caramelice sin pegarse al fondo.
Deja que cueza así otros 5 minutos y retira del fuego.
Vierte en una fuente grande o en cuencos individuales.
Deja que se enfríe un poco.
Ya en frío, espolvorea con canela y cubre de azúcar moreno.
Con ayuda del soplete de cocina, quema este azúcar hasta que se caramelice. Esto creará una corteza crujiente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Regístrate para publicar tus comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.