Translate

27/12/15

Brochetas de huevo de codorniz empanado

El diminuto huevo de codorniz tiene infinidad de posibilidades para el tapeo.
Hoy te propongo una brocheta con mucho colorido, adecuada para ofrecer unas tapas llamativas y fáciles de consumir.
La mayor dificultad la vas a encontrar en pelar el puñetero huevito, pero, con paciencia y cuidado, lo conseguirás.

Ingredientes para 12 brochetas:

12 huevos de codorniz frescos.
6 tomates cherry
12 aceitunas negras sin hueso (si te gustan verdes, pues verdes)
Queso fresco, feta, tofu... (eso lo dejo a tu gusto)
Harina
Pan rallado
1 huevo de gallina
Aceite para freír (de semillas alto oleico, por ejemplo)
Si quieres darle un toque picante, una guindilla verde de Ibarra cortada en 12 trozos.


Preparación:

Pon agua a calentar en un cacillo.
Cuando comience a cocer, mete los huevos de codorniz y deja que cuezan durante 4 o 5 minutos, no más.
Retíralos y mételos en agua fría.
Deja que enfríen un par de minutos. 
Para pelarlos: Haz rodar el huevo sobre la tabla de corte, con la mano en plano, como si hicieras una bola de masa. Presionando ligeramente. La cáscara se irá rompiendo y con los dedos la podrás retirar casi de una vez. 
Repite la operación con todos.
En una sartén pon a calentar aceite en suficiente cantidad para que cubra los huevos, o usa la freidora si tienes.
Bate el huevo de gallina en un bol y procede a la cadena de empanado.
Pon harina en un plato y en otro pon pan rallado.
El empanado será doble para que quede más crujiente, en este orden: harina, huevo, pan, huevo, pan.
Pasa los huevos de codorniz por harina, sumérjelos en huevo, escurre bien y reboza con pan. 
Vuelve a pasar por el huevo y nuevamente por pan.
Cuando tengas empanados todos los huevos y el aceite esté ya bien caliente, comienza a freír.
Mete los huevos sin salpicar para que no te quemes y menéalos suavemente para que no se peguen al fondo de la sartén, que se doren por igual.
Los huevos están hechos en un minuto más o menos.
Sácalos y escurre el aceite en un papel absorbente o en una rejilla.
Sobre la tabla de cortar, prepara dados de queso fresco o lo que hayas elegido. 
Corta la guindilla de Ibarra en tantas porciones como pintxos vayas a hacer, en este caso 12.
Corta los tomates cherry en mitades por su ecuador.
Ensarta en palillos en este orden: Queso, guindilla, huevo, aceituna, tomate. Procurando que el tomate quede en el extremo del palillo para que sirva de peana al pintxo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Regístrate para publicar tus comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.