Translate

2/6/16

Ensalada de pasta con salsa rosa

Hoy te traigo un plato de verano de lo más sencillo. Ideal para quien empieza en la cocina.
Es un plato muy completo, con carbohidratos, proteínas y vitaminas, muy bajo en contenido graso.
Para la preparación no necesitas mucho instrumental: una cazuela, una cuchara de cocina, un bol grande, cuchillo cebollero y tabla de cortar.

Ingredientes para 4 personas:

300g de fusili (la pasta en forma de espiral, de colores queda mejor)
4 palitos de surimi (los palitos de cangrejo de toda la vida)
10 tomates cherry
2 huevos cocidos
1/2 queso fresco (150 gramos)




Para la salsa rosa
2 cucharadas de ketchup
1 huevo fresco
150 dl de aceite de girasol u oliva suave.
sal
50 ml de zumo de naranja (de media naranja más o menos)

Preparación
Pon agua abundante en una olla alta, al menos el triple de volumen de agua que de pasta. No le pongas sal. La sal se pone para otros platos, pero en este caso o cuando la pasta es para enfriarla y usarla más tarde, mi prima política Kinga (polaca) me explicó que debe cocerse sin sal para que se mantenga al dente.
Cuando empiece a hervir, añade la pasta y remueve durante un minuto más o menos, para que no se pegue.
Deja que cueza lo que marque el fabricante en la bolsa. Suele ser unos 12 minutos o menos.
Escurre y enfría con agua del grifo.
Una vez escurrida la pasta, deposítala en un bol amplio o ensaladera.
Corta los palitos de surimi en rodajas de 1 cm y los tomates en medios.
Pela los huevos cocidos y córtalos en trozos  a tu gusto. Yo utilizo la guitarra, no, no es un instrumento musical, es la de la foto. Es exclusiva para cortar huevos cocidos y tiene dos posiciones para rodajas. Cortas primero en un sentido y luego en el otro, girando el huevo. Quedan unos cortes muy regulares y sin manchar tanto.
Corta el queso fresco en macedonia, esto es en dados como de un cm.
Mezcla todos estos ingredientes con la pasta usando las manos bien limpias si no tienes una lengua o la pinza de ensaladas, un par de cucharas, cuchara y tenedor... 

Ahora vas a preparar la salsa rosa. No es complicado.
En el vaso de la batidora pon el huevo que previamente habrás cascado en otro recipiente para evitar que te caigan trozos de cáscara en el vaso de la batidora.
Agrega el aceite y la sal, una pizca nada más. Recuerda que una pizca es la cantidad que puedes coger entre tus dedos índice y pulgar.
Mete la batidora de brazo con la potencia a tope y dale caña. Sin mover la batidora hasta que se haya mezclado todo bien.
Una vez mezclado, sin parar de batir, sube y baja la batidora hasta que espese, lo más espesa posible.
Con la batidora has terminado.
Con ayuda de una cuchara o la lengua pastelera, incorpora a esa mayonesa el ketchup, mezclando bien.
Añade también el zumo de naranja y mezcla.
Si ves que se te puede cortar, métele la batidora, aunque te quede más líquida, por lo menos lo habrás salvado, pero lo ideal es que quede espesa.
Prueba de sabor y añade sal si lo ves necesario.
Vierte esta salsa sobre tu ensalada, remueve y sirve como entrante, primero o guarnición, por ejemplo de un pescado a la plancha.
Si te sobra, tíralo. Lleva huevo fresco y se estropea rápido. Si te salió mucha pasta elabora la ensalada por platos y añade la salsa al final.
Así podrás usar la pasta otro día. Métela en un recipiente adecuado con tapa hermética, pon la fecha y al congelador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Regístrate para publicar tus comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.