Translate

15/10/18

Conejo marinado al horno

El conejo es una carne blanca saludable, prácticamente sin grasas. Su precio no es alto y se puede asumir en casi cualquier economía. De una pieza de granja salen de 4 a 6 raciones. También puedes obtenerlos de campo, procedentes de cría o de caza menor. En estos casos, sobre todo si son de caza, requerirán más tiempo de marinada y más tiempo de horno a menos temperatura.
Yo te lo voy a explicar para un conejo de granja, de los que te venden ya limpios.

Ingredientes para 6 personas
1 conejo con sus menudillos.
1/2 litro de zumo de lima
1 rama de romero fresco
1 rama de tomillo fresco
3 dientes de ajo de Aceuchal
100 g de cebolla para la marinada
200 g de cebolla para la guarnición
Aceite de oliva Virgen Extra D.O.P. Monterrubio de la Serena.
Sal gorda.
500 g de patatas Agria
Sal fina.

Elaboración.
Trocea el conejo reservando el hígado, corazón, riñones y pulmones, o sea (los menudillos).
Los trozos deben ser grandes porque van a ir en la parrilla del horno:
- Patas enteras.
- Lomo en dos piezas.
- Costillar abierto.
- Ventrescas (músculo plano que forma la barriga).
Busca las articulaciones a la hora de cortar, para que no se astille el hueso. Hazlo tú, que no es difícil. Usa el cuchillo cocinero o cebollero, el de "matar gente" ;) .
En un recipiente adecuado, donde te quepa bien el conejo, pon las piezas del animal.
Maja en el mortero con un poco de sal gorda (para que no te salga todo disparado) los ajos con las hierbas y un chorro de aceite.
Mezcla con zumo de lima y vierte sobre el conejo.
Corta la cebolla en brunoisse (trocitos pequeños) y añádela a la marinada.
Cubre de zumo de lima y aceite. Remueve bien para que se impregne todo y deja marinar 24 horas (otras 12 si es de caza).
Calienta el horno a 200°C. Calor arriba y abajo, sin convección. Deja fuera la fuente y la parrilla para que no te quemes luego.
Pela y corta las patatas en panadera: rodajas de 4-5 mm de grosor.
Corta la cebolla en emincée o pluma (Juliana, o sea, a lo largo y bien finita).
Pon un buen chorro de aceite en la fuente del horno.
Distribuye las patatas y la cebolla por la fuente.
Ponle un poco de sal.
Cubre con aceite y un vaso de agua.
Coloca encima la parrilla del horno y en ella, los trozos de conejo escurridos. Yo, la ventresca la enrollo y ensarto con un palillo. De esta forma queda más jugosa.
Hornea a media altura durante 25 minutos.
Dales la vuelta y hornea otros 20 minutos.
Mientras, en una sartén, pon una cucharada de aceite y saltea los menudillos.
Cuando hayan cogido color y estén un poco dorados, añade la marinada y deja que reduzca unos tres minutos a fuego fuerte.
Vierte todo en la picadora y tritura hasta obtener una salsa espesa.
Reserva.
Cuando termines de hornear el conejo, pon una pieza o dos en cada plato, unas patatas panadera y un poco de salsa y a disfrutar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Regístrate para publicar tus comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.