Translate

8/1/19

Torrijas al horno

Las torrijas son un plato dulce de origen europeo, probablemente de la que nace la parisina o tostada francesa.
Tenemos la costumbre de tomarlas solo en Semana Santa, pero es un postre o desayuno muy típico en algunas Comunidades, como Madrid, que tiene una gran tradición "torrijera", siendo la época de Navidad o Solsticio de Invierno en la que, junto con el chocolate con churros, más torrijas se venden.
Tradicionalmente se hace frita, lo que la convierte en un desayuno muy energético pero cargado de grasas.
Aparte de las grasas no saludables que la acompañan, está el coste del aceite que vas a gastar, ya que no te servirá para otra ocasión.
De hecho, tendrás que cambiar el aceite en el caso de hacer un pan entero, porque se ensucia mucho y se quema.
Otro de los inconvenientes es el aspecto. Siempre te van a quedar restos en el aceite, que se quemaran y dejarán trozos negros en tu torrija.
Elaborar torrijas al estilo tradicional es laborioso, ya que se hacen de una en una.

Para evitar todos estos inconvenientes, te voy a explicar como preparar una torrija medianamente saludable, en la que las únicas grasas que aparecen son las presentes en la leche.



Ingredientes para unas 15 torrijas:

1 pan de 400 g asentado del día anterior.
1 limón
2 ramas de canela
1 litro de leche entera (puedes usarla sin lactosa, no influye en el resultado)
2 huevos frescos
100 g de azúcar blanca
15 g de canela en polvo

Elaboración:

Calienta la leche en un cazo alto o cazuelita, que no llegue a cocer. Lo ideal será que esté a unos 75º C.
Pela el limón dejando la cáscara limpia de blanco y métela en la leche junto con las ramas de canela. Mantén la infusión tapada 10 minutos. Separa del fuego, cuela y deja que se enfríe totalmente.
Corta el pan en rodajas de 2 cm de grueso. Si el pan es muy ancho te saldrán menos de 15.
Calienta el horno a 160ºC, placas arriba y abajo, sin convección.
Forra la bandeja del horno con papel sulfurizado de forma que los bordes del papel cubran ligeramente los laterales de la bandeja. Esto es para que la leche no se meta por debajo del papel y no tengas que limpiar mucho.
Coloca las rebanadas de pan en la bandeja. No importa que estén en contacto.
Bate los huevos y mézclalos con la leche infusionada.
Riega con la mezcla las rebanadas, que se empapen bien.
Hornea a media altura 20 minutos.
Mientras, mezcla la canela en polvo con el azúcar glas.
Saca la bandeja del horno y espolvorea azúcar-canela por los dos lados.
Colócalas en una fuente o bandeja amplia y deja que reposen para que se forme un almíbar frío.

Propuesta de emplatado:
A la hora de servirlas, pinta un plato con un poco de sirope de caramelo, calienta ligeramente la torrija en el microondas y colócala sobre el sirope.
Puedes acompañarla de una bola de helado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Regístrate para publicar tus comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.