Translate

11/2/12

Guisantes con jamón

Que no te de miedo hacer este plato para los niños, porque, si consigues que les guste, les gustará para siempre. Mis hijos los devoran desde bien pequeñitos. Es un plato muy energético y nutritivo. A los más peques se les puede moler y pasar por el chino para evitar las pieles, que no las mastican muy bien.
Los guisantes se los debemos, probablemente, a Marco Polo, ya que son originarios de Asia.
Es una legumbre verde, o sea, que se consume en fresco. Muy fácil de encontrar en cualquier temporada, ya que en lata o congelado siempre está disponible, pero si los puedes comprar recién cosechados tienen más aroma, aunque te darán el trabajo de tener que desgranarlos. Por pereza yo los compro congelados que dan muy buen resultado.

Ingredientes para 8 raciones:
1 kg de guisantes congelados o frescos desgranados.
2 hojas de laurel
1,5 l de caldo de verduras
2 dientes de ajo
1/2 cebolla o una cebolleta pequeña
1 cucharada de pimentón dulce de La Vera
Sal (si el caldo no llevaba)
100 g de jamón curado para guisar, en trocitos.
Aceite de oliva Virgen Extra
Pan rallado (opcional)




Preparación:
Corta la cebolla en brunoise y pela los ajos.
Cubre el fondo de una cazuela o rustidera con aceite y calienta a fuego medio-fuerte, dora los ajos y retíralos cuando tengan bastante color.
A continuación, pon la cebolla en ese aceite y pochala bajando un poco el fuego, para que no se dore. Cuando la cebolla esté trasparente, agrega el jamón y el laurel, salteando un poco, aparta del fuego y añade el pimentón, removiendo inmediatamente para evitar que se queme, lo que daría un gusto poco agradable. 
En este momento, si quieres que el guiso salga con un caldo espeso, añade dos cucharadas de pan rallado y deja que tome color removiendo.
Incorpora los guisantes, revuelve el guiso y cubre con agua o caldo de verduras.
Deja que cueza durante 20 minutos (un poco más si son congelados). Prueba de sal y dureza y retira del fuego. Si todavía los notas duros o no te gustan al dente, deja que cuezan un poco más.
Procura que siempre queden cubiertos de caldo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Regístrate para publicar tus comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.