Translate

18/4/16

Gelatina de Salmorejo

Sorprende y agrada. Tanto como tapa o ración es un plato creativo dentro de lo tradicional. Sencillo de elaborar y que va a gustar en cualquier momento, sobre todo ahora que llegan las fechas en que los productos de la huerta mediterránea están a tope. Este pintxo lo preparé para una comida de "traje", ya sabes "yo traje tortilla, yo traje empanada, yo traje croquetas, yo traje..." Pues yo traje gelatina de salmorejo, pulguitas variadas con pan de agua hecho en casa y un "peazo" de pan de kilo y medio que ya os enseñaré cómo hacerlo en otra entrada.
Por si nunca has preparado salmorejo, voy a ir paso a paso.


Ingredientes:

700 g de tomates de pera maduros
180 ml de aceite de oliva virgen extra D.O. Monterrubio
1 pimiento rojo
2 dientes de ajo de Aceuchal
Sal, al gusto. (puede ser sin sal)
2 sobres de gelificante Agar Agar (puedes usar otras gelatinas, pero con esta sale una textura perfecta y tiene menos calorías)
150 g de jamón ibérico D.O. Dehesa de Extremadura en daditos
1 vaso de agua
Un huevo cocido
Queso de oveja extremeño (Hornachos, Oliva de la Frontera, Tentudía, La Parra...) No hace falta mucha cantidad.
Crujiente de jamón ibérico D.O. Dehesa de Extremadura.

Preparación:

Lo primero que vas a hacer es preparar el crujiente de jamón, para ello tienes que calentar el horno a 100º C y poner unas tiras finas de jamón en la rejilla, a media altura.
Hornea durante unos 40 minutos. Cuanto más fresco y grueso, más tiempo tendrá que estar.
Cuando esté duro, sácalo del horno y deja que se enfríe.
En un bol ralla los tomates desechando la piel.
Corta el pimiento eliminando el tallo y las semillas, elimina también todo lo blanco del interior.
Lava el pimiento y trocéalo juntándolo con el tomate.
Pela los ajos y añadelos al bol.
Agrega el aceite, la sal y el jamón en daditos.
Pasa todo por la batidora hasta que quede muy licuado, sin tropezones.
Pon en una cazuela la mitad del salmorejo y llévalo a ebullición a fuego medio-fuerte.
Añade la gelatina y remueve con el batidor de varillas durante dos minutos.
Separa del fuego y añade el vaso de agua y el resto del salmorejo. 
Mezcla bien durante otros dos minutos.
Llena con esta mezcla los moldes y recipientes elegidos: cubiteras, flaneras, cucharitas de cata, moldes de magdalenas de silicona... Cualquier idea sirve.
Deja que se enfríen antes de meter en el frigorífico.
Pasa al frigorífico, al menos, cuatro horas antes de consumir.
Si una vez cuajada la gelatina lo metes en el congelador, desmoldarás mejor.
Ralla un poco de queso de oveja.
Trocea en pequeñas "tejas" el crujiente de jamón.
Ralla el huevo separando clara y yema.
Desmoldado y descongelado, adorna tus gelatinas con estas guarniciones y sirve.
Si no van en cuchara, puedes servir en plato o sobre una tosta de pan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Regístrate para publicar tus comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.