Translate

21/8/18

Aguacate relleno de quinoa

Llevo tiempo sin ofreceros nuevas recetas. Es lo que tiene no parar de cocinar y eso os lo debo a todas las personas que habéis confiado en mis servicios de Chef Privado para vuestros eventos.

Hoy te dejo un plato del menú degustación que he presentado en una boda vegana para celiacos. 
Un plato con el cereal de moda, la quinoa, y una de las frutas de mayor aporte calórico y de presencia en cientos de elaboraciones, el aguacate. 

Es un plato que te vendrá bien para acompañar una dieta hipo proteica, o si tienes que preparar algo nuevo en alguna fiesta, o simplemente porque te apetece incluirlo en tu alimentación diaria.

Este plato se elabora con muy poco gasto energético. Únicamente el de cocer la quinoa.


Ingredientes para 2 personas:

1 Aguacate que esté en su punto, más bien duro.
30 gramos de quinoa
100 ml de caldo de verduras
1 diente de ajo de Aceuchal (unos 6 gramos)
1 tomate de pera de Montijo, duro pero rojo.
30 gramos de maíz dulce.
15 gramos de cebolla limpia
60 ml de Aceite de Oliva Virgen Extra D.O.P. Monterrubio
Zumo de limón
Albahaca fresca

Elaboración:

Lava la quinoa en el grifo y escúrrela.
Pon al fuego el caldo y añade la quinoa cuando rompa a hervir.
Baja a fuego lento y cuece 15 minutos.
Extiende la quinoa en un plato para atemperarla por debajo de 50º, esto puede llevar unos 10 minutos.
Mientras, pela el tomate, quítale la pulpa y las semillas quedándote solo con la carne. Trocéalo en daditos de unos 5 mm. Eso se llama concasé. La mejor forma de pelar el tomate es poner agua a hervir, haz una cruz en el "pezón" con el cuchillo, sin profundizar, solo corta la piel. Mete el tomate unos segundos en el agua, sácalo y enfríalo inmediatamente con agua y hielo. Si el tomate no es extremeño, necesitarás más tiempo. Verás como lo pelas con mucha facilidad casi sin usar el cuchillo.
Corta la cebolla y el ajo en brunoise muy fina, del tamaño de los granos de quinoa.
Exprime el limón.
Reserva unas hojas de albahaca para decorar y el resto pícala, como una cucharadita por cada medio aguacate.
Mezcla en un bowl el tomate, el maíz, el ajo, la cebolla, la albahaca y aceite, junto con la quinoa atemperada.
Corta el aguacate transversalmente y elimina el hueso, esto no es difícil, pero tiene su técnica. En este caso no importa si estropeas la carne del aguacate porque no lo necesitas entero.
Con ayuda de una cucharilla, vacía el aguacate y trocéalo en dados como el tomate.
Riégalo inmediatamente con un poco de zumo de limón para que no se oxide.
Escúrrelo y añádelo a la mezcla, removiendo con cuidado para que no se destroce.
Rellena los medios aguacates con esta mezcla, adorna con albahaca y sirve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Regístrate para publicar tus comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.