Translate

22/1/15

Mtabbal bathenjan, paté de berenjena

La cocina árabe tiene sus atractivos en los aromas y lo saludable de sus guisos. Actualmente está muy de moda entre veganos porque permite auténticas creaciones y, dentro del slow food nos permite un deleite magnífico en la selección de los ingredientes y la preparación del plato.
En este caso, como en la mayoría de las pastas o mojeteos de origen árabe, no falta el tahini o pasta de sésamo tostado y el ajo. No a todo el mundo le resulta agradable el aroma tostado, por lo que siempre puedes usar el sésamo natural.
En los restaurantes de cocina árabe lo vas a encontrar, probablemente, con tropezones, aunque, como en todo, cada cocinero tiene su forma de prepararlo y a mi me gusta bien molido.

Ingredientes:

1 berenjena fresca
1 cucharada de semillas de sésamo (ajonjoli)
Zumo de limón
1 dl de nata de cocina o una cucharada de yogurt natural
1 dientes de ajo de Aceuchal
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Perejil picado y pimentón, para decorar (opcional)

Preparación:
  • Precalienta el horno a 220º C.
  • Lava la berenjena y pincha varias veces la piel por toda la superficie, esto evitará que reviente por el calor.
  • Envuelve la berenjena en papel de aluminio o métela en una bolsa de asar. A esta temperatura, te recomiendo el papel de aluminio.
  • Hornea durante 40 minutos.
  • Mientras, prepara el tahini: En una sartén, tuesta una cucharada sopera de semillas de sésamo. Cuanto más tostadas, más fuerte será el sabor. Si no te gusta el sabor tostado, sáltate este paso.
  • Pon en la picadora o molinillo una cucharada de aceite de oliva y las semillas de sésamo. Muele hasta obtener una pasta: el tahini,
  • Agrega el ajo pelado. Si te gusta mucho el ajo, puedes poner más o no ponerlo si no te gusta, aunque desvirtúa el plato si no está.
  • Pon un poco de zumo de limón y el yogurt.
  • Añade una pizca de sal.
  • Saca del horno la berenjena, sin quemarte. Retira el papel de aluminio con cuidado porque los vapores que salgan estarán muy calientes. Si hay jugos, aprovéchalos añadiéndolos al vaso de la picadora.
  • Pela la berenjena y añade la carne de la hortaliza a la mezcla.
  • Pica todo hasta obtener una pasta homogénea.
  • Sirve en un bol, adornando con perejil y pimentón.
  • Acompaña de unas tostas de pan o unos nachos (aunque los nachos nada tienen que ver con la cocina árabe.)





3 comentarios:

  1. Es muy exquisita, en mi casa la preparamos durante todo el verano, pero la textura debe ser picada con mortero, es mucho más tradicional y rica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Como comento en la introducción, en los restaurantes árabes se suele poner "con tropezones", precisamente por esa autenticidad. El acabado emulsionado en la batidora es cosa de gustos y de comodidad.
      Gracias por tu observación.

      Eliminar

Regístrate para publicar tus comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.