Translate

17/05/2020

Empanada de retinta

Dicen que dentro de una empanada cabe cualquier cosa.
Bueno, si es bastante grande podrías meter una vaca entera, pero como nuestro horno es pequeño le vamos a meter 400 g de ternera nada más.
En cuanto a qué lleva y qué no lleva una empanada gallega de ternera, eso depende de cada casa, siempre que no uses hojaldre, sino masa de pan. No me cansaré de repetir que no puedes llamar empanada a un hojaldre relleno o follado recheo en gallego.
Como sabrás, y si no lo sabes te lo digo ahora, aquí puedes ver la receta paso a paso de la masa de empanada gallega.
En cuanto al relleno, en este caso, la carne no es gallega, sino extremeña. Ternera retinta, raza autóctona de Extremadura y una de las mejores de mundo, sin nada que envidiar a la rubia gallega en sabor y calidad. Le he dado un toque de mostaza que no le despinta nada a las carnes rojas.
Verás que no es difícil.
Vamos a meternos en harina.

Ingredientes:
400 gramos de carne de ternera retinta picada
4 dientes de ajo de Aceuchal
50 ml de aceite de oliva virgen extra Molero Maza
250 g de cebolla tipo valenciana, la rubia de toda la vida
150g de zanahorias
1/2 vaso de vino blanco
sal fina
Perejil fresco
Orégano fresco
Cebollino fresco
Tomillo fresco
La cantidad de hierbas va en gusto, pero con un puñado entre todas quedará bastante equilibrado.
1 lata pequeña de pimientos asados (Si, lata. Para esa poca cantidad no te vas a poner a asar pimientos)
2 cucharadas de mostaza Dijon
 800 g de masa de empanada
1 huevo

Elaboración:
Elabora la masa de empanada y deja que leve al doble de su tamaño.
Mientras, pela las zanahorias y córtalas en medias lunas finas. Esto es así: las cortas a lo largo y luego en medias rodajas finitas.
Pela las cebollas y corta en juliana o pluma, o sea, "en tiras finas".
Pela y corta los ajos en brunoise.
Pica las hierbas finitas sin tallos. Los tallos te los puedes reservar para aromatizar un aceite de ensaladas.
Pon aceite en una sartén y pocha las zanahorias, cebolla y ajos.
Cuando esté bien pochado y la cebolla empiece a tomar color, añade las hierbas, saltea y riega con el vino.
Deja que desaparezca todo el líquido y agrega la carne desmenuzada.
Incorpora la mostaza y sal.
Remueva con la lengua de silicona para que se integre todo.
Tenlo a fuego suave y cuando la carne haya cambiado de color casi toda, retira el guiso del fuego.
Deja que repose y se atempere. Si te quedó con muchos líquidos (suele pasar con carnes de mala calidad), ponlo todo en un colador para que escurra bien.
Corta tu masa en dos partes iguales y estira con el rodillo de amasar.
Rellena la base con el guiso de carne y cubre con la otra parte de la masa.
Cierra la masa enrollando los bordes, NO CON UN TENEDOR, NO SON EMPANADILLAS.
Reserva un poco de masa para decoraciones. Tiras, flores, formas...
En la parte superior de la masa, en el centro, realiza un "ombligo" o chimenea; es un agujero por el que saldrán los vapores evitando que te reviente la empanada.
Pinta toda la superficie con huevo batido.
Calienta el horno a 180º y mete la empanada, sobre papel de hornear, durante unos 40 minutos o hasta que veas que está dorada.
Cuando esté lista, sácala y deja que se atempere sobre la rejilla del horno, sin el papel, para que las humedades no estropeen la base de la masa.
Se puede degustar templada o fría.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Regístrate para publicar tus comentarios.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.